Fuego del Señor

Cuidado por las estafas en el Internet

En esta página:

Mi primera experiencia con las estafas en internet

En octubre de 2001 armé este sitio para testificar al mundo acerca de las cosas grandes que Dios hizo en mi vida. Posteriormente agregué enlaces a mi sitio en algunos sitios web de Afghanistan y de otros países con la idea de dar a conocer el testimonio.

El jueves 21 de marzo de 2002 recibí un correo electrónico supuestamente de una Sra. Magaji y proveniente desde Afghanistan. ¡Me ofrecían una donación de $20 Millones para "mi iglesia"!

Hubiera sido bonito, pero resultó ser una estafa. Ahora para avisar a otros incorporé esta información en mi sitio.

Supuestamente me escribía una viuda de 74 años, enferma de cáncer, convertida a Cristo. Le quedaban solo seis meses de vida. Escogió "mi iglesia" después de haber visitado mi sitio web.

El día viernes 22 de marzo de 2002 envié una respuesta. Comentaba a la persona que Dios la podría sanar. Y le di algunos datos de contacto y el número de mi cuenta de ahorros en un banco.

El día lunes 25 de marzo de 2002 mostré el correo a don Max Mejía, el hombre que trajo la Fraternidad Internacional de Hombres de Negocio del Evangelio Completo a El Salvador. Después de haberlo leído me dijo "pinch me" expresando así que el asunto era dificil de creer.

No recibí respuesta y mandé un segundo mensaje el martes 26 de marzo de 2002. Otra vez insistí con la persona que Dios podría sanarla. Además expresé que me enteré de un terremoto en Afghanistan y que esperaba que le iba bien. Finalicé mi correo suplicando que contestara mi mensaje.

Después de las vacaciones de semana santa todavía no había recibido respuesta. Mandé un tercer mensaje el martes 2 de abril de 2002. Comenté que había tenido mi buzón de correo lleno. Y que si me hubiese enviado respuesta que me la enviara de nuevo.

El día siguiente mandé un cuarto mensaje. Supliqué otra vez que me contestara o me volviese a enviar su respuesta. Expresé además que sería una gran bendición recibir la donación mencionada. Y que las necesidades eran grandes.

Pocas horas después recibí una respuesta. En este mensaje me pidieron que hiciera una llamada telefónica a un abogado en Nigeria. Pero yo no había pagado mis cuentas de teléfono y no podía hacer llamadas desde mi casa.

Así que mandé un correo electrónico al supuesto abogado, con una copia a la supuesta Sra. Magaji. Otra vez envié mis datos de contacto y el número de mi cuenta de ahorros en un banco.

No recibí respuesta así que el día posterior mandé otro mensaje. Comenté nuevamente que no podía hacer llamadas. Solicité que ellos me llamaran. Y propuse a la supuesta anciana cristiana enferma publicar su testimonio para el beneficio de su pueblo.

A esta altura del partido me encontraba por un lado analizando y tratando de determinar si la cuestión era real y pidiendo a Dios. Por el otro lado me estaba relacionando con el que me había contactado, abriendo mi corazón, actuando en buena fe y siguiendo sus instrucciones. Y ciertamente esperando que se llegara a concretizar la transacción que traería tanto dinero.

Cómo Dios me avisó acerca de las estafas

Este mismo jueves en la noche fui a un evento de un capítulo donde me encontré con el hermano Ricardo Knight de Honduras que nos visitaba. Le dejé leer la primera carta que había recibido de la supuesta Sra. Magaji.

El hermano Ricardo entonces me contó de algo que sucedió a unos hermanos de Honduras hace algún tiempo atrás. Fueron contactados por gente de Nigeria y fueron a la Africa. Allí fueron secuestrados y tuvieron que pagar una fuerte cantidad de dinero. Afortunadamente salieron vivos de aquella aventura.

El día siguiente, viernes 5 de abril de 2002, estaba pensando en todo esto y oré y luego el Espíritu Santo puso esta frase en mí: "NIGERIA SCAM WARNING" (ALERTA DE ESTAFA NIGERIA).

Busqué la frase en Yahoo y vi un montón de sitios web relacionados con este tema. Aprendí que existe un gran negocio de estafas.

Pero todavía no había recibido respuesta a mi último correo. Seguí pensando y luego envié un mensaje en el cual confronté los estafadores con la verdad y también les hice un llamado para arrepentirse y reconciliarse con Dios.

Cómo Dios me confirmó que se trataba de una estafa

El día sábado 6 de abril de 2002 pedí al Señor en oración que me mostrara qué pensar ahora de todo esto, que me respondiera por medio de sueños, visiones o señales.

En la tarde fui a un lugar a dónde muy raras veces voy desde que soy creyente en Cristo: un cine.

Mi esposa iría a ver la película E.T. con mis dos hijas. Yo me quedaría a fuera cuidando nuestro bebe de casi 7 meses.

Cuando mi esposa estaba pagando, yo miré para arriba y vi los títulos de las películas.

A mi muy grande sorpresa uno de los títulos decía:

"LA GRAN ESTAFA".

¡Qué confirmación!

Sitios web acerca de las estafas en Internet

Correos de estafas que recibí con el correr de los años

Que Dios te bendiga y te guarde.
En el nombre del Señor Jesucristo.
Photo of Bart De Wolf

Bart De Wolf
Master en Informática
Embajador del Señor Jesucristo
Testigo del Dios de Israel

Malinas, Bélgica

Facebook
Twitter @bart4jesus
Tel. : 0032-465-974-219

Miembro vitalicio de
FGBMFI
FGBMFI
Orange Butterfly by Tratong @ DreamsTime
¡Inscríbete en mi lista de correos FUEGO del SEÑOR!
¡Mantengáte informado acerca del Mover de Dios!
Funciona con AIOP. Respetamos tu privacidad.
Ayúdame por favor a dar a conocer acerca de mi testimonio y de mi sitio web. Si tienes un sitio web o una publicación electrónica o impresa, considera publicar un enlace a este sitio o reimprimir parte del contenido.
Credits:   ChristArt   Font Awesome   Orange Butterfly Image © Tratong dreamstime & Stock Free Images
Copyright © 2001-2017 Bart De Wolf.
Usted es libre de copiar, distribuir y comunicar públicamente el contenido de este sitio, siempre y cuando menciona o incorpora un enlace a "www.FuegoDelRey.org" o "www.bart-de-wolf.com".
No puede reproducir el contenido para fines comerciales.
No se puede alterar, transformar o generar una obra derivada a partir del contenido retomado.
Otras condiciones mencionadas en la CC BY-NC-ND 3.0 Licencia de Creative Commons son de aplicación.
He confiado asimismo en Jehová SIN TITUBEAR. (Salmos 26:1)